Revista MP

Mamá descubre fantástico truco para que su bebé se duerma

Escrito el 09/01/2019
Redacción MP


Como mamás ya hemos pasado por esto: dormimos a nuestro bebé dándole algunas palmaditas durante unos minutos y funciona. Pero cuando queremos quitar la mano, inmediatamente se despierta, por lo que preferimos quedarnos allí durante horas, acalambradas, sólo para que nuestro pequeño siga durmiendo plácidamente.

Por esta razón, una mamá estadounidense tuvo una ingeniosa idea: puso un guante de goma relleno con arroz sobre el estómago de su bebé para así poder tener más tiempo para ella. ¡Y realmente funcionó!

 

Un truco muy efectivo que muchas no habían pensado

La mamá comenta “Me dio suficiente tiempo como para tomar una ducha y para terminar mi café mientras aún estaba caliente. Regresé a sentarme con mi bebé y no estaba molesta cuando despertó, solo se veía un poco confundida”.

La mujer compartió su experiencia en Facebook en un grupo relacionado a temas de bebés. Las reacciones positivas de otras madres no se hicieron esperar, ya que la mayoría no entiende cómo no pensaron en esto antes.

Y es que parece algo simple, pero nunca nos lo hubiésemos imaginado.
Hay quienes llevan esta idea a otro nivel, como el de recurrir al sentido del olfato del bebé para confortarlo mientras no estás, poniendo una de nuestras prendas al lado nuestro hijo.

Entre otros comentarios se destacó el otra mamá que sugirió lo siguiente: “Puedes congelar un poco de tu leche dentro de una bolsa y ponerlo dentro del guante, así, con el olor, puede ayudar a tu bebé a estar más cómodo con otras personas también”.


No obstante, hubo otra señora que no se le ocurrió usar guantes y que calma a su bebé con nada menos que un zapato.

La mujer cuenta lo siguiente: “No voy a mentir, cuando trabajaba en una guardería era conocida por dejarle mi zapato a un niño para que pensaran que yo aún estaba allí”. Qué loco ¿verdad?

Algunos comentarios en contra

Evidentemente hay quienes no estuvieron de acuerdo con ninguna de estas ideas, y no dejaron de expresar lo que pensaban, diciéndole a esta mamá entre muchas otras cosas que su hijo crecerá en muy poco tiempo y deberá olvidarse de esta idea.

Como puedes ver, las madres, en su afán de ayudar a sus hijos y al mismo tiempo dedicar algunos minutos para ellas, se las arreglan para dar solución a este tipo de dilemas, por lo que la genialidad nunca falta. ¡Instinto de mujer!

¿Y tú? ¿Qué has tenido que inventar para calmar a tu hijo y al mismo tiempo tomar unos minutos para ti?