Revista MP

Ella es Luna… Permaneció congelada durante 13 años hasta que una pareja la eligió.

Escrito el 15/01/2019
Redacción MP


“Todavía me sorprende cuando hablo de eso, es muy difícil explicar que nuestra hija había estado congelada durante 13 años”, dice su madre.

Así como muchas parejas, los estadounidenses Chris y Nancy Weiss soñaban con convertirse en padres, pero los años pasaban y pasaban y sus intentos jamás dieron frutos, el tan anhelado bebé no llegaba y sentía que estaban poniendo viejos.

Ambos tienen 44 años y después de intentar concebir sin éxito durante varios años, decidieron buscar ayuda para poder engendrar a un bebé.



Por 24 meses probaron todos los métodos naturales posibles para que Nancy quedara embarazada, pero ninguna de los intentos fue fructífero. Su última esperanza era la fecundación in vitro, también conocida como FIV.

Tristemente eso tampoco dio resultados y pasó por el doloroso momento de sufrir cinco intentos fallidos. Habían perdido la esperanza, todo parecía ser en vano, aunque les quedaba una última opción.

Alguien les habló de la adopción, pero no de niños ya nacidos, sino que de embriones congelados que otras familias jamás usaron o usarán, es decir, transferir óvulos ya fecundados que otras parejas concibieron y guardaron, pero que ya no quieren ser padres de nuevo.

“Estos embriones son el maravilloso resultado de ciclos de FIV previamente exitosos. En algunos casos, una pareja puede haber tenido tantos hijos como deseaban y se quedan con un excedente de embriones congelados. Luego se enfrentan a la opción de destruir los embriones no utilizados, usarlos para la ciencia o, como fue el caso de nuestra pequeña Luna, hay unos pocos elegidos que optan por donar a otras parejas como nosotros que esperan formar una familia”, escribió Nancy en su cuenta de Facebook.

A la mujer le dieron una tasa de éxito del 50% y afortunadamente quedó embarazada de inmediato, desde ese momento comenzó a gestar a su hija Luna, bebé que fue concebida en el 2004, pero que nació el 31 de diciembre del 2017.

“Todavía me sorprende cuando hablo de eso, es muy difícil explicar que nuestra hija había estado congelada durante 13 años”, dijo Nancy en una entrevista.

En Estados Unidos cada vez se está haciendo más común la adopción de embriones entre parejas que tiene problemas para procrear y se estima que la cifra de adoptantes aumentará considerablemente en los próximos años.



Hoy Nancy ejerce como Coach en Fertilidad y Reiki

Fotos estractadas de: Nancy Weiss/facebook