Revista MP

Acostar temprano a los niños tiene beneficios para ellos, y para los padres: lo dice la ciencia

Escrito el 15/01/2019
Redacción MP


Poner orden en las rutinas de los niños a la hora de irse a la cama es más importante de lo que creemos para su salud, también para la nuestra. Muchos padres comentan que cuando los niños se acuestan es el momento de la pareja para conversar y tener un momento tranquilo a solas.

Un estudio realizado en Australia realizó un seguimiento de 3,600 niños durante sus primeros nueve años de su vida a través de cuestionarios para sus padres cada dos años. Según las conclusiones de la investigación los niños que se acostaban temprano (antes de las 8:30 pm) no solo eran más saludables y felices en general, sino que sus padres también reportaron una mejor salud mental.

El sueño constituye una parte fundamental de nuestra salud mental y un buen descanso es especialmente importante durante la infancia, cuando se sientan las bases de las rutinas a futuro. Los efectos de la falta de sueño en la infancia o la mala calidad del mismo tienen repercusiones tanto sobre el desarrollo cognitivo como físico.

Para este análisis, los investigadores utilizaron la información recopilada de los padres de niños que tenían entre 4 y 5 años, luego otra vez cuando tenían entre 6 y 7 años, y finalmente cuando tenían entre 8 y 9 años. Según los investigadores, el nivel de melatonina, la hormona que ayuda a que el cerebro se relaje y se duerma, tiende a alcanzar un máximo alrededor de las 8 de la noche. Además, cuanto antes se vayan a la cama, más probable es que cumplan con las horas de sueño recomendadas.



Horas de Sueño recomendadas en niños: (Academia Americana del Sueño)

4 a 12 meses: 12 – 16 horas

1 a 2 años: 11 – 14 horas

3 a 5 años: 10 – 13 horas

6 a 12 años: 9 a 12 horas

13 a 18 años: 8 a 10 horas

Después de analizar los datos sobre el sueño y el estilo de vida del estudio, los investigadores encontraron que los niños que se acostaban pronto tenían "mejor calidad de vida relacionada con la salud" en comparación con los niños que no tenían un horario organizado, mientras que sus padres habían mejorado la salud mental. Y esto, independientemente de cuánto durmieran realmente los niños. La clave está en irse a la cama temprano.

"Entonces, mamás y papás, llevar a los niños a la cama temprano no solo es bueno para ellos. También es bueno para usted ", dijo Jon Quach, autor principal e investigador del Murdoch Children's Research Institute en Melbourne, Australia.



Claves para un buen descanso

  • Acostarlos temprano
  • Siempre a la misma hora
  • Mantener, dentro de lo posible, las mismas rutinas al acabar el día 
  • Evitar las pantallas antes de dormir
  • Realizar ejercicio durante el día
  • Darles tiempo después de la cena
  • Pasar un tiempo con ellos antes de dormir: leerles el cuento de las buenas noches o hablar con ellos sobre el día.